es > en

> Especialidades y productos

Cirugía vascular e Intervencionismo

En la Cirugía vascular se utilizan técnicas de imagen para ejecutar procedimientos mínimamente invasivos. Algunos de estos procedimientos son realizados para procesos puramente diagnósticos (ej.:angiograma), mientras que otros son realizados como parte de tratamientos específicos (ej.: angioplastia)

El objetivo es diagnosticar o tratar patologías con una técnica mínimamente invasiva. Se utilizan imágenes para dirigir los procedimientos, que son usualmente ejecutados con agujas, guías y tubos estrechos llamados catéteres. Las imágenes proporcionan una guía que permite al cirujano encaminar estos instrumentos a través del cuerpo a las áreas a tratar. Al minimizar el trauma físico del paciente se reducen los ratios de infección, el tiempo de recuperación y se acorta la estancia hospitalaria postoperatoria.

Se utilizan diversas técnicas de imagen (por ejemplo Rayos X, Ultrasonidos, Resonancia Magnética, Tomografía Axial Computarizada-TAC, Ecografías), para tratar una amplia gama de enfermedades guiando pequeños instrumentos, como catéteres y similares, a través de los vasos sanguíneos del paciente, sólo realizando diminutas incisiones en la piel. Ofrece así una alternativa al tratamiento quirúrgico abierto y proporciona muchas ventajas.

Los riesgos, dolor y tiempo de recuperación son normalmente muy reducidos en comparación a otros procedimientos.

La mayoría de los tratamientos son ambulatorios o sólo requieren una internación muy breve. Normalmente no se requiere anestesia general.

Los procedimientos, por todas las ventajas enumeradas, pueden resultar más económicos que la cirugía convencional u otros procedimientos.

> Compartir en