es > en

> Sistemas de transferencia cerrados

EQUASHIELD® es un dispositivo de transferencia totalmente cerrado, hermético a prueba de fugas y fácil de utilizar. El único sistema que cumple con la definición de sistema cerrado que establece la NIOSH.

Recientemente, los organismos reguladores han realizado numerosos estudios que describen el nivel significativo de exposición que existe para los profesionales sanitarios que manejan agentes antineoplásicos y otros medicamentos peligrosos. Algunos riesgos pueden ser leves con efecto a corto plazo como la irritación de la piel pero hay otros efectos más graves y que tienen complicaciones a largo plazo como pueden ser la infertilidad, el aborto espontáneo y cánceres incluyendo la leucemia. El profesional sanitario está expuesto a estos fármacos peligrosos en todos los puntos de contacto en su día a día ya sea la preparación de la medicación, el almacenamiento, la administración y la eliminación. Las fugas, aerosoles o derrames son típicamente causados por agujas o por conectores. Debido al mayor conocimiento de la exposición se han establecido normas de seguridad por parte de la NIOSH (Insituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional) en las que se recomienda que los trabajadores deben usar un dispositivo de transferencia de medicación cerrado efectivo para minimizar la exposición y limitar los efectos adversos.

 

EQUASHIELD® es un dispositivo que cumple con estos requisitos. Es un dispositivo de transferencia:

  • Totalmente cerrado

  • Hermético a prueba de fugas y

  • Fácil de utilizar.

Manteniendo una ecualización de la presión dentro del vial, el dispositivo evita escape de vapores y aerosoles y proporciona una protección completa al profesional sanitario. El sistema de membranas dobles de cierre hermético permite mantener los conectores libres de residuos a pesar de múltiples entradas para preparar la medicación. Es el único sistema que cumple con la definición de sistema cerrado que establece la NIOSH. La posibilidad de contaminación del émbolo de la jeringa durante las preparaciones farmacológicas es un problema evidente en muchos hospitales. Varios estudios concluyen que estos residuos contaminan guantes, batas y otras superficies. A diferencia de otros dispositivos, EQUASHIELD® tiene una jeringa totalmente estanca, sin problema de que se salga el émbolo contaminado, elimina la posibilidad de contaminación a través de la parte posterior de la jeringa.

 

Documentos Relacionados


> Compartir en